País

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el arbitro del poder Ejecutivo y Judicial de Bolivia

Visita de una comisión de la CIDH en 2019, que escuchó a diferentes sectores / CIDH

La Paz, 25 de enero.- La delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) arribó a la ciudad de La Paz con el objetivo de evaluar el avance en cuanto a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre la crisis de 2019. En sus primeras horas en el país, se reunió con el ministro de Justicia, Iván Lima; el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez; y el embajador de Bolivia en la Organización de los Estados Americanos (OEA), Héctor Arce.

Durante una conferencia de prensa el ministro señaló lo siguiente: “En esta primera reunión de evaluación hemos concluido con una agenda de trabajo que le va a permitir a la Meseg (Mesa de Seguimiento a la Implementación de las Recomendaciones del GIEI Bolivia) continuar con su evaluación y entregar un informe de medio término hacia marzo de 2023”.

Lima detalló que la delegación permanecerá en territorio nacional hasta el jueves. En la tarde tenía previsto reunirse con otros actores, entre los que se incluyen la Defensoría del Pueblo y representantes de las embajadas.

Asimismo, hoy la comisión se trasladará a Sucre, donde mantendrá un encuentro con el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa; el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, mientras que mañana se reunirá con miembros de la oposición, las víctimas de Senkata y Sacaba, y otros grupos de la sociedad civil, en la sede de Gobierno.

“Estamos en un momento de evaluación. El 22 de marzo cumplimos el primer año de esta mesa de trabajo y estamos seguros de que la información que ellos reciban nos ayudará a mejorar e implementar todas las recomendaciones”, aseguró.

Respecto a los avances realizados en este tiempo, la autoridad sostuvo que “es muy amplio” lo que implican las 36 recomendaciones, pero que ya se dieron los primeros pasos en las tres áreas: atención a las víctimas, justicia y políticas públicas.

El GIEI concluyó en su informe final que hubo vulneración a derechos humanos en los gobiernos de Evo Morales y Jeanine Añez, tras una investigación de aproximadamente seis meses sobre los hechos de violencia ocurridos en el país entre el 1 septiembre y el 31 de diciembre de 2019.

La delegación se reunió con la hija de Añez

Carolina Ribera, hija de la expresidenta Jeanine Añez, sostuvo una reunión con la delegación de la CIDH. Llevó 12 puntos para tratar con los miembros del grupo del organismo y dijo: “Voy a tocar 12 puntos, uno de ellos es que el gobierno constitucional de mi madre, Jeanine Añez, la expresidenta de Bolivia, fue la que suscribió para la conformación del GIEI, para investigar los sucesos de violencia del 2019. Y fue el mismo gobierno el que aprobó y realizó las medidas de protección para todas las víctimas”.

Artículos Relacionados

Ministra Prada pide al pueblo cruceño dejar de temerle al Comité Interinstitucional

Paola Rios

Alarma por casos de feminicidios en Bolivia

Paola Rios

Posible inclusión de Áñez en el caso armamento no letal-Ecuador abriría nuevo debate sobre la modalidad de juicio

Paola Rios